Press "Enter" to skip to content

Esposado y con pelo largo, Saab comparece ante juez federal de Miami

Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor, Reuters©

Alex Saab, el presunto testaferro de Nicolás Maduro, compareció el lunes ante un juez federal en Miami, dando inicio a su procesamiento judicial por siete cargos de lavado de dinero y otro de intento de lavado de dinero.

Esposado y vistiendo la braga naranja común de los reos del sistema judicial estadounidense, Saab compareció en la audiencia virtual presidida por el juez John J. O’Sullivan tras haber sido extraditado súbitamente el sábado desde Cabo Verde.

La audiencia debía determinar si Saab podría asegurar la condición de libertad bajo fianza mientras se desarrolla el juicio, pero su abogado temporal, Henry Bell, solicitó que el proceso sea postergado por dos semanas para tener oportunidad de reunirse con el acusado y discutir lo que calificó como un caso muy complejo.

La prórroga también es necesaria en vista de que el equipo legal de Saab espera la decisión de un recurso de apelación introducido ante el Onceavo Circuito de Apelaciones de Atlanta que alega que el empresario colombiano no puede ser enjuiciado porque goza de inmunidad diplomática, tras haber sido nombrado por el régimen de Nicolás Maduro como un enviado especial.

Accediendo a la solicitud de Bell, el juez federal postergó la próxima audiencia hasta el 1 de noviembre, donde Saab deberá declararse culpable o no. La decisión sobre una eventual solicitud de libertad bajo fianza también quedó para tratar más adelante, aunque la moción fue desde el inicio rechazada por los fiscales del caso, quienes le advirtieron al juez que Saab representa un elevado riesgo de fuga.

Saab, quien llevaba un tapabocas negro y pelo muy largo que colgaba hasta los hombros, dijo muy poco durante la audiencia, más allá de expresar afirmativamente que Bell lo representaba y que estaba dispuesto a participar en la audiencia que se realizaba a través de Zoom debido al riesgo con el coronavirus.

Los cargos contra Saab fueron presentados en julio del 2019 por la fiscalía federal de Miami, que inculpa al empresario colombiano de lavar hasta $350 millones en fondos obtenidos a través de violaciones a la ley contra prácticas extranjeras corruptas al presuntamente pagar sobornos para obtener acceso a un tipo de cambio privilegiado del régimen.

Saab fue extraditado a Estados Unidos desde Cabo Verde el sábado después de que sus abogados se quedaran sin opciones legales para evitarlo al término de una batalla legal que duró 16 meses.

El régimen de Maduro, que asegura que el empresario colombiano de 49 años es un diplomático venezolano, reaccionó al enterarse de la extradición ordenando el encarcelamiento de seis ejecutivos estadounidenses que se encontraban bajo arresto domiciliario y anunciando que no participará en la próxima ronda de diálogo con líderes de la oposición que se realiza en México.

La extradición de Saab es el último acontecimiento de una serie de casos introducidos en Estados Unidos contra funcionarios venezolanos o sus socios por lavado de dinero o por estremecedores actos de corrupción que han saqueado miles de millones de dólares de las arcas estatales venezolanas.

Pero ninguno de los casos anteriores ha propiciado una respuesta de Caracas tan enérgica como la desencadenada por el caso de Saab, con el régimen contratando a un equipo de defensa de alto perfil en España para defender al empresario en Cabo Verde e intentando convertir su liberación en una precondición para negociar un acuerdo con opositores para poner fin a la crisis política venezolana.

El régimen de Caracas también ha conseguido que sus aliados protesten en contra de la extradición. El lunes, el embajador de Rusia en Venezuela, Sergey Mélik-Bagdasárov, calificó el envió de Saab a Estados Unidos como un secuestro. “Nuestra enérgica y rotunda protesta al secuestro de Álex Saab, enviado especial del presidente de Venezuela Nicolás Maduro”, escribió en Twitter el diplomático ruso.

Los esfuerzos del régimen por tratar de conseguir la liberación de Saab son vistos como el resultado de los temores del gobernante de que la extradición conduzca a un eventual acuerdo extrajudicial con el Departamento de Justicia en el que el empresario se comprometa a revelar información financiera altamente sensible para el régimen a cambio de una mejor sentencia.

Pero la posibilidad fue negada por Saab, quien a través de una carta leída el domingo en Venezuela por su esposa reiteró que no está dispuesto a colaborar con la justicia estadounidense.

“No tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito ni en Estados Unidos, ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos en contra del que atraviesa un bloqueo inhumano”, dijo el empresario a través de la carta leída por su esposa, Camila Fabri.

Saab agregó en la misiva que enfrentará el juicio “con total dignidad y haciendo valer” su “inmunidad diplomática como servidor de la república bolivariana de Venezuela”.

Fabri dijo que Saab le envió la carta poco antes de ser extraditado.

Fuente: ElNuevoHerald.com© de EEUU; Antonio María Delgado© Miami; servicio sindicado simple.
Nota del Editor: Sin menoscabo de los derechos de su autor, ElNuevoHerald.com©, Antonio María Delgado© ; Rss.

VNZLA © 2021  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.