Press "Enter" to skip to content

Teherán en Terrazas del Ávila

«..la llegada a esta tierra revolucionaria del ancestral imperio persa, ahora República Islámica en nuestra Bolivariana ídem, para la ignara e intolerante oposición, es conveniente recordar que puesto nuevo imperio tiene abolengo, pedigrí..» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Verdaderamente, los súbditos bolivarianos somos unos muérganos mal agradecidos, no hemos valorado las enseñanzas del Eterno y de su robusto sucesor: la inutilidad de la democracia, de la separación de poderes, de los derechos humanos, de las universidades, del saber, del conocimiento, de la modernidad y el progreso, lo más conveniente es ser un salto atrás.

Por eso defiendo -cimitarra en mano-, la llegada a esta tierra revolucionaria del ancestral imperio persa, ahora República Islámica en nuestra Bolivariana ídem, para la ignara e intolerante oposición, es conveniente recordar que puesto nuevo imperio tiene abolengo, pedigrí, no es de WASP nuevos ricos:

El Imperio persa (en persa: شاهنشاهی ایران , transliteración: Šâhanšâhiye Irân, literalmente: Irán imperial) se refiere a cualquiera de una serie de dinastías imperiales que se centraron en la región de Irán (Persia) desde el siglo VI a. C. Desde la era del Imperio aqueménida hasta el siglo xx en la era de la dinastía Pahlavi.

Bueno pues, estos caribes que somos con solo ir a Terrazas del Ávila podremos disfrutar sin vuelos directos de CONVIASA de las bondades del denostado país. No está claro aún el menú de ofertas, por entretelones nos enteramos que:

  • Contará con una modesta mezquita chií, minarete a la vista de todos, con su  muecín, llamado  a la comunidad a  incorporarse a las oraciones diarias.
  • La Guardia Revolucionaria tendrá su cuartelito, uniformes y armas incluidas.
  • Se dictarán cursos relacionados con la fe y las tradiciones islámicas.
  • Los enchufados podrán -comprar a precio de oferta-,  las mejores alfombras persas, hechas a mano, habrá un kilim industrial para los demás.

Los domingos.-ojo, no los viernes que son de guardar-,  se  preparan abundantes sopa,  cuyo contenido puede ser de lentejas, de fideos, de yogur, con frutos secos, etc. Se ofrerá  el Abgusht (también denominado dizí por el recipiente en que se prepara y sirve) se trata de un plato con marcado carácter nacional que consiste en un cocido con carne de cordero, chucrut y garbanzos y que se puede considerar un rito a la hora de servir, por terminar la elaboración el propio comensal con un mortero tras servirse. Las distintas regiones de Irán tienen sus particulares maneras de prepararlo y de esta forma se puede encontrar con alubias, berenjenas, con riñones de cordero fritos en aceite, etc. Y por supuesto, el plato más conocido en Occidente es el kebab que normalmente se elabora con carne de cordero, aunque existen variedades como el chelow kabab que es el mismo kebab pero acompañado de arroz y el kabab-e morgh con pollo asado. Y el amigable té verde como color de la bandera nacional. No se sirve cañandonga.

Se recuerda que las amas de casa deben asistir siempre acompañadas de sus maridos, habrá mascarillas y el chador de rigor.

BUEN PROVECHO

نوش جان

por Enrique Viloria Vera