Press "Enter" to skip to content

Hambruna Socialista del Siglo XXI

«La dirigencia socialista de la malhadada Venezuela bolivariana, castro–comunista, revolucionaria y antiimperialista, está haciendo -con desconocida eficiencia-, todo lo necesario para que el maltratado país entre rápidamente en la ignominiosa lista.»

Asaz de desdichada es la persona
que a las dos de la tarde no se ha desayunado.

Miguel de Cervantes

La desnutrición producida por el hambre dificulta el desarrollo físico e intelectual de las personas, debilita el sistema inmunológico, lo hace más vulnerable ante enfermedades e infecciones, y afecta especialmente a mujeres y niños. Entre las recientes grandes hambrunas tenemos:

En 1943, la hambruna desastrosa en Bengala (India) mató a más de 1 millón de personas y afectó a 60 millones de personas. Entre 1958 y 1961, en China más de 15 millones de personas fallecieron a causa de la inanición resultante de sequías e inundaciones, agravadas por el caos económico y político. En 1966 y 1967, hubo una grave hambruna en Bihar (India). La guerra de Biafra (Nigeria), entre 1968 y 1970, hundió al país en el hambre y la miseria. Entre 1968 y 1973 la hambruna afectó a la zona de El Sahel, especialmente en el Chad, Malí, Mauritania, Nigeria, Senegal y el Volta Superior, actual Burkina Faso. En Etiopía, la sequía de 1984 agravó la situación de una zona afectada por el hambre ocasionando la muerte de un millón de personas.

En la década de los noventa, en Angola, Liberia, Mozambique y el sur del Sudán, los disturbios civiles agravaron la desnutrición y las muertes por hambruna. En Ruanda se incrementaron las muertes por inanición y por los brotes de cólera y disentería entre los refugiados que escaparon a Zaire en 1994. La guerra civil en la ex Yugoslavia provocó graves carencias de alimentos entre la población, especialmente en Bosnia. En Somalia, los conflictos y la sequía de 1992-93 provocaron una hambruna que acabó con unas 300.000 vidas humanas y años más tarde, en 1999 la fuerte sequía provocó la muerte de cerca de un millón de personas.  En 2009 se cuadruplicó el número de personas que padecen hambre en el sur de Sudán, pasando de un millón contabilizado a principios de ese año hasta los 4,3 millones de principios de 2010, debido a la sequía y a los conflictos que vive el país. Y paremos de contar las penas ajenas.

La dirigencia socialista de la malhadada Venezuela bolivariana, castro–comunista, revolucionaria y antiimperialista, está haciendo -con desconocida eficiencia-, todo lo necesario para que el maltratado país entre rápidamente en la ignominiosa lista. La FAO, ubicó a Venezuela entre los 10 países del mundo con “alto riesgo” de surgimiento de una emergencia o un deterioro significativo de la situación actual de su seguridad alimentaria y la agricultura, con efectos potencialmente severos que ya son más que evidentes   El informe sitúa a Venezuela en el tercer lugar de este ranking, en orden de intensidad (nivel alto de probabilidad y de impacto). Los otros países señalados son Yemen, Sudán del Sur, Sudán, Zimbabue, Camerún, Burkina Faso, Haití, Afganistán y Nigeria.

 ¡NO TENEMOS COMIDA, PERO TENEMOS PATRIA!    ¡CHÁVEZ VIVE!

por Enrique Viloria Vera