Press "Enter" to skip to content

Carta a un Pata Peruano

QUERIDO COCO:

«Conoces bien la solidaridad que Venezuela brindó a peruanos, chilenos, cubanos, colombianos, ecuatorianos, españoles, y a tantos otros, cuando éramos un país para querer y no para sufrir.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Aún no conozco la razón por la que a los Jorge los llaman Coco en Perú, te escribo querido y fraterno amigo muy preocupado por lo que está aconteciendo con mis compatriotas en tu país. Ciertamente existen motivos que apoyan reacciones de rechazo o de repudio. En efecto, el éxodo venezolano es tan grande y desmesurado que ha propiciado la migración indiscriminada de todo quisque: médicos, ingenieros, arquitectos, abogados, y otros profesionales universitarios, han emigrado junto con otros hombres de bien: obreros, carpinteros, en fin, artesanos que también son necesarios para construir país.

Sin embargo, a estos hombres y mujeres que salieron -en desbandada- en busca de un futuro para ellos y los suyos, se han sumado un conjunto de malvivientes: que atracan, roban, violan, secuestran y hasta descuartizan a sus víctimas. A ellos todo el peso de la ley. Empero, discriminar al prójimo endilgándole epítetos despectivos como veneco, sudaca, cholo, gitano, rojo, fascista, sionista, guaso, moro, negro, o cualquier otro, es además de denigrante, peligroso porque genera sentimientos irracionales. La historia proporciona horrorosos episodios que han tomado el nombre de expulsión, progromo, genocidio, gueto, campo de concentración o linchamiento.

Sabes el aprecio que te tengo a ti y a los tuyos, lo feliz que me he sentido al ver el innegable progreso de tu país, cada vez más moderno, pujante, emprendedor, conciliado, un país buenazo para vivir y ser feliz. Atrás quedaron los tiempos de mi General Velasco Alvarado, uno de los ídolos del Comandante Eterno, o de los bombazos y atentados de Sendero Luminoso, que tú mismo recibiste en tu despacho ministerial, obligándote a exiliarte con tu bella familia. Conoces bien la solidaridad que Venezuela brindó a peruanos, chilenos, cubanos, colombianos, ecuatorianos, españoles, y a tantos otros, cuando éramos un país para querer y no para sufrir. En fin, querido Coco, van estos dolidos versos de Neruda:

El destierro es redondo:
un círculo, un anillo,
le dan vuelta tus pies, cruzas la tierra,
no es tu tierra,
te despierta la luz, y no es tu luz,
la noche llega: faltan tus estrellas,
hallas hermanos: pero no es tu sangre.
eres como un fantasma avergonzado
de no amar más que a los que tanto te aman,
y aún es tan extraño que te falten
las hostiles espinas de tu patria,
el ronco desamparo de tu pueblo
.

por Enrique Viloria Vera

VNZLA © 2019  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, RNV, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.