Press "Enter" to skip to content

Sin poder venderlo o almacernarlo, Venezuela comienza a parar producción de petróleo

«Tras el colapso de la industria petrolera, el régimen de Nicolás Maduro encontró un nuevo salvavidas financiero: el oro.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

El régimen de Nicolás Maduro podría verse obligado a paralizar significativamente la producción de petróleo en las próximas semanas debido a las dificultades en vender crudo provocadas por las sanciones estadounidense y a que ya no cuenta con capacidad interna para almacenarlo.

Una fuente de la industria venezolana con detallado conocimiento de la situación interna dijo que la producción de crudo podría colapsar hasta un rango de entre los 350,000 y los 500,000 barriles por día para finales de octubre, desde los actuales 700,000 barriles, debido a que las instalaciones de almacenamiento ya están repletas de crudo.

“Nunca antes la situación ha estado tan crítica”, dijo la fuente dentro de la industria venezolana que habló bajo condición de anonimato. “Estos niveles para Venezuela son algo inconcebibles, pero la verdad es que la situación hoy es bastante difícil. Si ya no se puede almacenar más, entonces no hay más alternativa que comenzar a parar la producción”.

Expertos de la industria creen que eventualmente la producción podría ubicarse y mantenerse en un rango no muy por encima de los niveles internos de refinación, que han estado por el orden de los 300,000 barriles diarios.

La producción venezolana de crudo ha estado disminuyendo gradualmente desde que el fallecido presidente Hugo Chávez llegó al poder, bajando desde niveles superiores a los 3 millones de barriles diarios de 1999 hasta los 1.1 millones con que cerró el año pasado.

Pero las sanciones a la estatal Petróleos de Venezuela impuestas por Washington a inicios de año están gradualmente paralizando la industria, debido a que cerró de un solo golpe el mercado estadounidense y eventualmente llevó a otros compradores a dejar de lado la oferta del país, incluyendo recientemente a China.

Las sanciones cambiaron la naturaleza de los problemas de PDVSA, dijo Francisco Monaldi, investigador del Instituto Baker de la Universidad Rice.

“A diferencia de lo que ocurría antes, cuando el problema era que caía la producción y por tanto las ventas bajaban porque ya no producían lo de antes, ahora el problema es que no logran vender lo que producen, y por eso las exportaciones totales han estado cerca de medio millón de barriles y la producción entre 600,000 y 700,000 barriles”, explicó Monaldi.

“Pero eso es ahora insostenible porque ses le han llenado los tanques en tierra y ya tienen entre 10 y 20 millones de barriles almacenados en buques tanqueros”, agregó.

Hoy solo la compañia rusa Rosneft ayuda a comercializar el crudo del país sudamericano, haciendo uso de una refinería que ellos controlan en India.

Pero los rusos tienen sus propios problemas de sobreabastecimiento.

“Según nuestros analistas, [los rusos] tienen unos 30 millones de barriles de crudo en el mar en sus propios tanqueros” y sacrificar su propia oferta para favorecer el crudo venezolano es una propuesta que les sale muy costosa, dijo la fuente de la industria que habló bajo condición de anonimato.

Las dificultades de colocar el crudo venezolano ha obligado a PDVSA a utilizar al máximo sus instalaciones de almacenamiento, pero estas llegaron a un límite y la situación se ha vuelto tan drástica que en al menos una ocasión decidieron regalar crudo para poder liberar espacio de almacenamiento, agregó la misma fuente.

Si no puede vender o almacenar el crudo, PDVSA tendría que optar por paralizar la producción, pero ese proceso podría dañar irreversiblemente los pozos si no es bien llevado.

“Eso no es como un grifo que se cierra y se abre. Para parar la producción el proceso tiene que ser realizado de manera ordenada. Y eso significa que tienes que realizar costosos trabajos en los pozos para asegurarte que una vez que hayas superado los problemas puedas reactivar nuevamente la producción”, explicó Juan Fernández, ex director ejecutivo de planificación de PDVSA.

De no ser llevado de esa manera, los pozos podrían terminar perdiéndose irreparablemente, y estaría por verse si PDVSA con todos los problemas que enfrenta hoy tiene los equipos y el dinero que cuesta llevar el proceso de una manera ordenada, dijo Fernández.

La administración de Donald Trump, que desconoce la legitimidad de Maduro, sancionó a inicios de año a PDVSA, deteniendo de un solo golpe los envíos de crudo a Estados Unidos, que para entonces sumaban unos 500,000 barriles diarios..

La situación en la industria petrolera venezolana también se vio afectada luego que la banca estatal y las entidades estatales del país fueron incluidas en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, lo cual detuvo el acceso del régimen al sistema financiero internacional.

Fuente: ElNuevoHerald.com© de EEUU; Antonio María Delgado© Miami; servicio sindicado simple.
Nota del Editor: Sin menoscabo de los derechos de su autor, ElNuevoHerald.com©, Antonio María Delgado; Rss.

VNZLA © 2019  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, RNV, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.