Press "Enter" to skip to content

El ausente

«Nada de esto lo atormenta, continúa cultivando su adiposidad y su gusto caribeño por la salsa. No puede salir de casa, pero no importa, aquí, como dijo, está “bien seguro” y sigue “durmiendo como un bebé”. Entre bayonetas, por supuesto.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

La Asamblea General de la ONU es el escenario mundial a la medida para cualquier gobernante que desee fanfarronear. Lo han aprovechado, desde Nikita Khruschov, cuando se sacó el zapato y golpeó el estrado, hasta Chávez cuando exorcisó a G. W. Bush, sin olvidar la interminable perorata de Fidel Castro o la dramática intervención del líder palestino Yaser Arafat.

Nuestro usurpador tenía la oportunidad de asistir para denunciar, al mejor estilo cubano, el ”bloqueo” que según él es la causa de todos nuestros padecimientos, pero desistió. Sus motivos tenía: en primer término, sabe que en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que lo investiga por crímenes de lesa humanidad, existe una comisión del organismo que estudia presentar testimonios y evidencias ante la Corte Penal Internacional; segundo, el miedo de alguna acción de la Fiscalía de EE.UU, aunque solo fuese cautelar, sobre él o su cónyuge por sus hijastros acusados de blanqueo de dinero y otros delitos; la denuncia en la Asamblea del Presidente Duque por cobijar terroristas colombianos en Venezuela y, por supuesto, el anunciado repudio y desaire a su presencia por los representantes de los casi sesenta paises que desconocen su autoridad. 

Quienes lo representaron en la Asamblea, tuvieron como preámbulo las noticias de esta misma semana sobre Venezuela: Human Right Watch denuncia 18 mil ejecuciones extrajudiciales desde 2016 hasta mayo de este año; Unicef denuncia un millón de niños sin escolaridad; la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos califica la crisis agrícola como la de un país en guerra; los venezolanos emigrados a Colombia ya suman un millón seiscientos mil; arde por desidia en Paraguaná la refineria más importante del pais. 

Nada de esto lo atormenta, continúa cultivando su adiposidad y su gusto caribeño por la salsa. No puede salir de casa, pero no importa, aquí, como dijo, está “bien seguro” y sigue “durmiendo como un bebé”. Entre bayonetas, por supuesto.

por Ramón Peña

VNZLA © 2019  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, RNV, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.