Press "Enter" to skip to content

¿Quién hace a quién, el alumno o la escuela?

«El único modo de prepararse para él es sacar el máximo provecho de nosotros mismos, en la convicción de que al hacerlo seremos todo lo flexibles y productivos que podamos llegar a ser.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
Hace algunos años acostumbraba a iniciar mis clases de postgrado en Promoción y Publicidad, haciendo leer a mis alumnos la “Carta a Ricardo”, un clásico del mundo del Mercadeo. Se trata de una comunicación de respuesta que Leo Burnett, en 1964, le dirigió a un joven llamado Ricardo, quien le indagaba sobre las actitudes y aptitudes que una persona interesada en estudiar y comprender el área de la publicidad, debería poseer. Allí Leo Burnett, una de los más famosos publicistas que ha tenido esta profesión, ante la interrogante sobre la institución a la que debería acudir para prepararse, le indicaba que “es el alumno el que hace a la institución y no la institución la que hace al alumno”.

Hoy, aunque pienso que ambos elementos del proceso educativo son vitales, me voy convenciendo más que el mayor peso indudablemente está en la potencialidad del alumno. No sólo por mi experiencia, sino por mis estudios en este aspecto, mi reflexión me hace ver que si hay un alumno con un acervo creativo sustancial, puede destacar en cualquier parte, claro está, sin obviar que la institución puede fortalecer y nutrir esa capacidad.

Uno de los expertos contemporáneos que se ha dedicado a este tema es Ken Robinson. Se le considera uno de los docentes más renombrados de la actualidad. Es educador, escritor, conferencista, con un Doctorado en la Universidad de Londres investigando la aplicación del teatro en la educación. Es considerado un experto en asuntos como creatividad, calidad de la enseñanza, innovación y recursos humanos. El Ministerio de Educación británico lo colocó al frente de un comité consultivo nacional sobre educación creativa y cultura. De allí produjo un informe que tituló “Todos nuestro futuros: creatividad, cultura y educación”. Al ser profesor emérito de la Universidad de Warwick, se ha dedicado a presentar su conferencia “Las escuelas matan la creatividad”, de la cual se desprenden diez premisas de su visión educativa. Las enuncio brevemente.

1.- La creatividad debe ser tan importante en la educación como la alfabetización. Se desprecia la creatividad y se premia la habilidad en matemática, lengua o historia. Deberían estar al mismo nivel. La capacidad de los niños para innovar y sus talentos se desperdician. 2.- Estigmatizar el error mata la creatividad. Para innovar no hay que temer a equivocarse. Si los niños tienen miedo a equivocarse dejarán de probar y de experimentar. 3.- En las escuelas se educa sólo el cerebro y especialmente el hemisferio izquierdo. En las escuelas, la cúspide la dominan las matemáticas y los idiomas, seguidos de las humanidades. En el nivel más bajo están las artes. Incluso hay una jerarquía en las artes, donde predominan la plástica y la música sobre el teatro y el baile. No se educa el uso de nuestro cuerpo ni la capacidad de imaginar, sino lo que es útil para el trabajo. Los alumnos parecen obreros, porque hay rigidez de horarios, separación por edades y se prioriza el producto manufacturado. 4.- El sistema de valoración escolar no es justo. La habilidad académica no es sinónimo de inteligencia. En las escuelas no se valora la inteligencia ni la creación, sino la capacidad de destacar en ciertas asignaturas. 5.- El sistema educativo actual aleja a muchas personas de sus habilidades naturales. Muchos talentos no son evidentes. Hay que hacerlos florecer, hay que buscarlos, descubrirlos. La educación debe ser el entorno donde esos talentos emerjan. 6.- La educación no debe sufrir una evolución, sino una revolución. La educación del talento no es lineal. Debe ser orgánico porque hay una visión global. El destino no siempre pasa por la universidad. Lo importante no es superar cursos, sino desarrollar al máximo las capacidades de las personas. 7.- Hay que cambiar el concepto de la inteligencia. Los niños de ahora harán trabajos que aún no están inventados. Hay que hacerles ver a los docentes que no es importante lo que enseñan sino cómo enseñan para que sus alumnos puedan aprender por sí mismos cuando en un futuro no muy lejano deban llevar a cabo actividades que ahora ni imaginamos que desarrollarán. 8.- La educación debe personalizarse y volverse orgánica. Ya no tiene sentido el modelo industrial, estandarizado y conformista. Hay que optar por un modelo agrícola, orgánico. 9.- Hay que replantear los principios fundamentales en los que educamos a nuestros hijos. El actual sistema educativo explota el cerebro para que ejecute unas tareas y desarrolle unas habilidades concretas. La educación del futuro está llamado a valorar a los niños por todo lo que son, por su imaginación y por la riqueza que supone su capacidad creativa. 10.- La gente produce mejor cuando hace cosas que ama. Tenemos la obligación de descubrir qué nos encanta hacer. Para educar hay que alentar la pasión y conmover el espíritu. Si hacemos lo que nos apasiona, sea lo que sea, somos felices y nos sentimos pleno. Y esto se logra con un sistema educativo holístico, abierto, flexible y diverso.

Culmino esta nota con esta reflexión de Sir Ken Robinson: “No podemos saber cómo será el futuro. El único modo de prepararse para él es sacar el máximo provecho de nosotros mismos, en la convicción de que al hacerlo seremos todo lo flexibles y productivos que podamos llegar a ser.”

por Isaac Villamizar

VNZLA © 2019  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, RNV, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.