Press "Enter" to skip to content

Cordero Turco y Gusanos Bolivarianos

El glotón es el sujeto menos estimable de la gastronomía,
porque ignora su principio elemental: ¡El arte sublime de masticar!

Honoré de Balzac

“Hambrienta la pareja llegó al sitio de marras y fue atendida por su adulante dueño, quien con gestos cantinfleros sirvió la abundante comida, en la que destacaban unas jugosas, tiernas y rosadas chuletas de cordero, así como otros platillos de la mejor carne de vacuno turca..” Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
De regreso de China, donde fueron a pedir más dinero prestado y lo que recibieron fue consejos capitalistas para un buen gobierno, al Robusto Guasón y a la catira Primaria Combatienta les dio hambrecita, instruyeron al capitán de la aeronave presidencial que cambiará el rumbo y aterrizará en Estambul, donde irían a comer en un lujoso restorán turco recomendado por sus amigotes argentinos. Dicho y hecho.

Hambrienta la pareja llegó al sitio de marras y fue atendida por su adulante dueño, quien con gestos cantinfleros sirvió la abundante comida, en la que destacaban unas jugosas, tiernas y rosadas chuletas de cordero, así como otros platillos de la mejor carne de vacuno turca; los comensales manducaron con voracidad la copiosa ración, finalmente, fumando un puro cubano, el Robusto Guasón pidió la abultada cuenta que debió cancelar en verdes dólares americanos y no en Petros que no le aceptaron. La catira consorte exigió los huesos y las sobras para al regreso al hogar presidencial cocinar unas caraotas rojas–rojitas con tropezones de la mejor carne turca.

Cuentan los allegados a la pareja, que ambos quedaron como boas constrictoras, y durante tres días y tres noches estuvieron haciendo la digestión de la cara y costosa pitanza.

En otro sitio de la derruida capital bolivariana, en la otrora impoluta y muy profesional Maternidad Concepción Palacios, nominada así en homenaje a la madre del único libertador de Venezuela, en la que vinieron al mundo insignes venezolanos, la realidad era otra no muy distinta a lo que penosamente ocurre en otros hospitales públicos destruidos en socialismo.

De acuerdo con la evidencia recogida por médicos de la maternidad, como consecuencia de la falta de productos de limpieza: lejía, cloro y otros detergentes Industriales, la sala de emergencia del sanatorio ha sido literalmente invadida por repugnantes gusanos que se pasean a sus anchas por el piso, por las deterioradas camillas y los vencidos colchones. Anidan en los frascos donde se guardan los pocos instrumentos quirúrgicos que van quedando y amenazan con extenderse por todo el ámbito del hospital.

Los galenos denunciantes ocultan su identidad, a fin de no ser acusados de golpistas y desestabilizadores: no quieren disfrutar de las comodidades de las ergástulas del Helicoide o de Ramo Verde.

Esta dramática realidad evidencia que los venezolanos nacen, viven y mueren …sin la necesaria dignidad de seres humanos.

¡CHÁVEZ VIVE, MADURO COME…VENCEREMOS!

por Enrique Viloria Vera

VNZLA © 2018  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to Google, Yahoo, CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, RNV, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.