Press "Enter" to skip to content

De derecho subjetivo a derecho sometido

"De derechos subjetivos han pasado a ser derechos sometidos al abuso, al arbitrio.." Caricatura tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor: roberto weil©
«De derechos subjetivos han pasado a ser derechos sometidos al abuso, al arbitrio..» Caricatura tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor: roberto weil©

Si algo consagraba la Constitución vigente era la multiplicidad de derechos subjetivos para el goce, disfrute y disposición del ciudadano. El derecho subjetivo es el poder o facultad concedida a una persona, individual o colectiva, para hacer, poseer o exigir algo. Lógicamente este derecho subjetivo esta consubstanciado con un derecho objetivo, entendido éste como el conjunto de normas imperativo-atributivas que rigen la conducta social, cuerpo de normas esenciales contemplado en la Carta Magna.

El derecho–facultad está claramente expresado en las disposiciones constitucionales cuando en los 110 artículos proteccionistas se puede leer, al iniciar la norma, “todo individuo, toda persona, todo ciudadano tiene el derecho…”. Es decir, el régimen que ideó la Constitución se ufanaba vociferando que no había Constitución en el mundo más favorecedora de los derechos, beneficios y facultades del venezolano común.

Sin embargo, el individuo tiene el derecho a la vida, y todos los días la pierde en manos del hampa, de los asaltantes, de los delincuentes, que a sus anchas han desbordado todos los planes y operativos de seguridad. La persona tiene el derecho a la libertad e integridad personal, pero los opositores, disidentes y cualquiera que toque los intereses del régimen son perseguidos, encarcelados en mazmorras del Helicoide o Fuerte Tiuna (símbolos más evidentes de la degradación humana), y sometidos a los más espantosos vejámenes y torturas. Los ciudadanos tienen el derecho a la protesta, a la manifestación, a la libertad de conciencia, pero están cansados de tantas mentiras, han agotado denuncia sobre el abandono oficial, y los estudiantes y cualquiera que haga expresión pública de su descontento, es reprimido ferozmente, con abuso y utilizando la toxicidad en las concentraciones y marchas públicas.

Los individuos tienen derecho a la libertad de expresión, de comunicación libre y plural, y los medios son sometidos cada vez más a censura, incluso los digitales, restringiendo el acceso al papel, no renovando concesiones radioeléctricas e imponiendo restricciones al uso oficial de las redes electrónicas, sin olvidar el monopolio de los servicios públicos de información, donde si vive y difunde una Venezuela totalmente diferente a la que sufre el ciudadano de a pie.

Se garantiza en el texto fundamental la seguridad alimentaria, entendida como el acceso permanente y oportuno de la población a la disponibilidad suficiente y permanente de la comida, derivada de la producción proveniente de las actividades agrícola, pecuaria, pesquera y acuícola, decretándola como de interés nacional, y lo que se mete a la boca el venezolano es una sarta de embustes oficiales, por el hambre, la miseria, la escasez, la tragedia por alimentar a los hijos y al resto de la familia, simultáneamente con el ataque a la iniciativa privada, a las empresas e industrias que tratan de flotar en esta economía destruida por una ideología totalmente fracasada, sin ni siquiera permitirse el conducto humanitario proveniente del exterior. El individuo tiene el derecho a una salud, con un sistema público nacional y de seguridad social regidos por principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad, con la prevención de enfermedades y el tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad, y han desparecido los insumos médicos quirúrgicos en pabellón, así como los productos farmacéuticos que permitan el tratamiento continuo del venezolano enfermo, en mengua y desahuciado.

Estos son los derechos subjetivos esenciales que consagra la Constitución. Estos son los derechos subjetivos que no tiene ningún sujeto que aspira a tener una calidad de vida digna en el país. De derechos subjetivos han pasado a ser derechos sometidos al abuso, al arbitrio, al manejo político del lavado de cerebro de los pocos ilusos que aún siguen envenenados por este régimen que carcome las más justas aspiraciones del pueblo venezolano. No sabemos qué ocurrirá en el futuro inmediato con tanta iniquidad. Lo único que sabemos es que el país y sus habitantes carecen de los más elementales derechos de los que pueda ser titular la dignidad, el respeto y el sentido humano.

por Isaac Villamizar

VNZLA © 2020  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.