Press "Enter" to skip to content

Creer y accionar

Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
«..hay aprender a generar procesos de diálogos internos edificantes.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Desde que el ser humano desarrolló su pensamiento se originaron sus creencias. Mentalmente los individuos fueron asentando en la mente la verdad de los conocimientos que adquiría y de las experiencias sostenidas. A esto ayudó indudablemente el razonamiento lógico que le afirmaba esa certeza. Las creencias nos dan una guía o lineamiento de cómo actuar para encontrar satisfacciones. Afirmamos las creencias por diversos métodos, sea porque las recibimos de la gente que nos rodea e imitamos su conducta, lo que sucede a través de los padres, de la sociedad, de la religión, o de las ideologías, sea porque nos dejamos influenciar por líderes, algunas veces en contradicción con nuestros intereses, sea porque hemos pasado por traumas que nos inclinan hacia una forma de pensar, o sea porque la publicidad trabaja en nuestra mente de consumidores de ideas y opiniones.

Algunos, en fuerte posición, dicen que toda creencia es maligna. Deberíamos ver al mundo desprendidos de las creencias. Otros señalan que hay creencias irracionales que se caracterizan por ser falsas o exageradas, por ser inútiles ya que no ayudan a resolver los problemas, y finalmente por causarnos malestar emocional. Pero lo cierto es que el mundo vive de ellas. Muchas creencias nos producen desesperanza, desaliento, angustia. Un determinismo en las creencias nos hace ver que ya no hay nada que hacer, que todo está perdido, que la tragedia es inevitable. Ello es así porque somos el producto de nuestros pensamientos y algo tan intangible como una creencia define lo tangible de nuestras vidas. Hechos externos, un abandono, un divorcio, la pérdida de empleo, el insulto de una persona, nos siembra pensamientos negativos en la cabeza y entonces viene un cúmulo de emociones negativas, depresiones, ira y hasta efectos patológicos en nuestro organismo. Pero contra esos pronósticos, la terapia y psicología cognitiva nos enseña que podemos cambiar ese esquema dañino. Se trata no tanto de acumular pensamientos, sino de aprender a pensar bien, para generar un sistema de creencias que nos ayuden a disfrutar plenamente de nuestra vida. Porque las emociones negativas son enemigas del crecimiento personal y espiritual. Entonces, hay aprender a generar procesos de diálogos internos edificantes.

Ahora bien, no basta un pensamiento favorable y tenaz. Porque podemos tener creencias y generar pensamientos positivos hacia algo que queremos. Pero si no hacemos algo para convertirlo en realidad, en verdad no hemos superado la barrera. Si queremos cambiar una realidad es necesario actuar. Es decir, una creencia de que el resultado tendrá frutos viene acompañada de la más firme acción de mover la voluntad. Si alguien cree que algo va a tener éxito, se mantiene firme en buscarlo. Los triunfadores, los felices, los optimistas, los que alcanzan sus metas, son quienes salen de su círculo de confort y saben muy bien que el éxito no depende del azar. “Veremos qué pasa” o “Amanecerá y veremos” están descartados en este tipo de personas. Porque en ellas hay un convencimiento personal, una firme convicción, un compromiso consigo mismo, junto con el uso adecuado de sus talentos, para asumir los retos que se le presentan y trabajar sin descanso para llegar a donde su creencia y expectativa le anuncia la luz en el horizonte. El éxito es responsabilidad de cada quien, pero si a ello le sumamos la voluntad conjunta, masiva y permanente, el éxito, sin duda, estará asegurado.

El éxito depende del cambio de mentalidad. Pongamos nuestras fortalezas para enfrentar esas amenazas. No dejemos escapar todas las oportunidades que tengamos para aprender a generar creencias positivas y que ellas, con nuestros ensayos frecuentes, nos conduzcan a sentirnos mejor. Liberemos ese potencial que sólo los humanos tenemos para cambiar nosotros y con ello cambiar el entorno.

Isaac Villamizar

VNZLA © 2020  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.