Press "Enter" to skip to content

Venezuela bloqueda

"El bloqueo lo vivimos en las propias mentes de los venezolanos, que seguimos paralizados, inactivos, conformes e inoculados con una total indiferencia." Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
«El bloqueo lo vivimos en las propias mentes de los venezolanos, que seguimos paralizados, inactivos, conformes e inoculados con una total indiferencia.» Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Investigando y estudiando con mi hija una asignación escolar sobre el bloqueo de las costas venezolanas en el gobierno de Cipriano Castro y las posteriores consecuencias del auge petrolero durante Gómez, me doy cuenta que la tragedia de este país tiene reminiscencias históricas y parece un ciclo que se vuelve a repetir. Desde la Ley de Minas de 1905, pasando por las sucesivas leyes de hidrocarburos que abrieron la liberalización de concesiones, la presencia de empresas petroleras norteamericanas y europeas, y hasta concesiones y regalías en terrenos privados, Venezuela ha tenido una fortuna que ha sido usufructuada por todo el mundo, menos por el venezolano de a pie, que ha visto cómo esos borbotones de excremento negro del diablo, ha pasado por nuestras narices para ser succionados por la corrupción, el dispendio mal administrado, y el uso del petróleo por nuestros pseudo gobernantes como chantaje político en el contexto latinoamericano, especialmente en estos últimos 17 años.

El suelo y el subsuelo venezolano desde el auge petrolero gomecista y aún en la Faja Petrolífera del Orinoco han sido explotados por múltiples países, que han visto una mina insaciable en tierras patrias. Pero tanta riqueza, mientras más se extrae, mientras más se afirma que tenemos las mayores reservas del mundo, mientras se produjo el mayor incremento de precios del barril, en la misma proporción ha generado la más ingente pobreza en la población venezolana.

A comienzos del siglo XX finalizó el bloqueo de nuestras costas por Alemania, Gran Bretaña e Italia, y con intenciones geopolíticas europeas y norteamericanas, originándose el Protocolo de Washington para atender la deuda venezolana y las reclamaciones de intereses extranjeros. Venezuela, a pesar de sus ingresos de la renta petrolera, ha vivido endeudada, por la pésima administración de este caudal. Lo mismo ha ocurrido durante los gobiernos del difunto Chávez y de Maduro. Han permitido que en la Faja del Orinoco diversos países identificados con este gobierno socialista tomen ganancia en la Faja del Orinoco y en otras explotaciones, pero a la vez estos gobernantes han malbaratado ese patrimonio con la chequera petrolera, promoviendo el bienestar en esos países e incrementando la deuda con China, pero volviendo la nación un suelo de miseria, de hambre y de calamidades sociales y económicas.

Mientras tanto, ahora el bloqueo es interno. El bloqueo lo vivimos en las propias mentes de los venezolanos, que seguimos paralizados, inactivos, conformes e inoculados con una total indiferencia. No creo en este momento y con estas circunstancias en el referendo revocatorio, ni en la enmienda, ni en otro mecanismo constitucional, salvo la renuncia del Presidente de la República (Art 233 CRBV). Lo he dicho y escrito reiteradamente. A la vista está todo el bloqueo que también los órganos ejecutivo, judicial y electoral han puesto a una solución a tan grave crisis. EL CNE se ha dedicado desde el comienzo a torpedear la implementación, trámite y culminación efectiva del revocatorio. Con el ansia desmedida de poder, para seguirnos sometiendo a este comunismo salvaje, si bien nos dieron contentillo con la recolección de las firmas, con este poder electoral es posible que ni se efectúe la votación del referendo en tiempo hábil, el requerido por la Constitución para que antes del cuarto año del período presidencial, y de resultar revocado el mandato, se hagan nuevas elecciones.

La historia es aleccionadora, pero muchas veces no aprendemos de ella. Venezuela está bloqueada. Esa es nuestra realidad innegable. Esa es nuestra desventura. Pero la historia mundial de países que han estado aun en circunstancias naturales, económicas, sociales, políticas y económicas más hirientes que las nuestras, nos muestra que la reacción de sus pueblos y el esfuerzo común y masivo han hecho descubrir horizontes para salir de sus crisis y para llegar a estadios de bienestar envidiables. Si el pueblo llega a ser consciente de esto tal vez nosotros mismos rompamos el bloqueo de este pensamiento demoledor.

Isaac Villamizar

VNZLA © 2020  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.