Press "Enter" to skip to content

Nativos digitales

Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

Leer un comics impreso, presentar una actividad en lámina bond, consultar una tarea en un libro de 200 hojas, participar en juegos tradicionales tirando dados o moviendo fichas y, casi incluso, tener una mascota verdadera, ya es cuestión del siglo pasado para los niños digitales. Pertenecen a otra civilización. Nos ven a los adultos como obsoletos en muchas de nuestras acciones. Los nativos digitales aprecian el mundo bajo otra óptica, la suya propia. El auge de Internet, la telefonía móvil, y todos los medios de la tecnología digital han transformado de fondo la educación, la comunicación y la socialización, cambiando en los niños digitales sus formas de aprehender y de integrarse a esta nueva realidad.

El término nativo digital u homo sapiens digital fue acuñado por Marc Prensky, en un Artículo publicado en el 2001 en “On the Horizon”, para identificar a todas aquellas personas que nacieron durante la décadas de 1980 y 1990, cuando la tecnología digital estaba bastante adelantada y al alcance de muchos. Toman muy bien, desde temprana edad, un móvil, una Tablet o un PC y lo utilizan sin mucho entrenamiento previo. Rodeados de esta tecnología, desarrollan otra manera de pensar y de entender lo que les rodea. La velocidad es una clave de esta generación para captar información. Tienen la habilidad de realizar multitareas, de manera síncrona y asíncrona, gracias a la multimedia. Prefieren al universo gráfico que el textual. Eligen el acceso aleatorio y hipertextual a los datos, en vez del lineal propio de la secuencialidad y la era analógica. En el aula tienen un comportamiento muy distinto al tradicional que tuvimos los adultos de hoy. Sus quejas son cada vez más explícitas y concretas. La interactividad y el conocimiento de recientes tecnologías les provoca seguir aprendiendo nuevas habilidades y competencias cognitivas, digitales y con abundantes recursos tecnológicos. Es posible que dentro de 20 años, estos nativos digitales constituyan el 70% de la población mundial, por lo que los procesos de aprendizaje se deberán adaptar a las características de estos individuos. Ellos esperan respuestas instantáneas, consumen datos simultáneamente de múltiples fuentes, permanecen comunicados todos el tiempo, crean sus propios contenidos, navegan con fluidez, la multimedia se agiliza en ambos brazos, toman imágenes digitales que con experticia manipulan y envían, y usan además sus equipos para crear videos, presentaciones multimedia, música y blogs.

Los nativos digitales presentan la posibilidad de relacionarse con cualquier persona a través de la TIC, es decir, explotan los medios como agentes socializadores, tienen escasa concentración en el aula, contradictoria con la intensa concentración para la captación de otros mensajes, son competentes mediáticamente para aprender y desaprender el uso y producción de los medios y canales de información digital y tienen capacidad para participar como actores protagónicos a través de los medios relacionales. Estos niños están haciendo impacto en nosotros los adultos, quienes pasamos a ser inmigrantes digitales. Los padres y educadores deberíamos conocer en profundidad a esta generación, para que todos esos conocimientos, información, y relaciones digitales ella la utilice con sabiduría para vivir mejor.

Isaac Villamizar