Press "Enter" to skip to content

Una respuesta que no sirve

Uno de los tantos venezolanos angustiados por la crisis existente en venezuela. Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
Uno de los tantos venezolanos angustiados por la crisis existente en venezuela. Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
No debe ser que ante la mega-crisis que asola a Venezuela, la respuesta sea que nos vemos en el 2019. Es decir, que las elecciones presidenciales de finales de la década, serán la oportunidad para cambiar las cosas en nuestro país. Y no digo que esa “respuesta” no puede ser, porque en efecto es la respuesta que algunos sectores ofrecen de manera principal. Tanto del oficialismo, lo que sería natural, como de la oposición, lo que no es aceptable.

Y claro, estoy colocando el asunto en un extremo para tratar de comunicar que unos eventuales comicios a cuatro años plazo, significan una opción demasiado remota, casi surrealista, para la profundidad y extensión de la mega-crisis nacional. Hay otros comicios en un horizonte menos alejado, las parlamentarias del 2015, que desde luego no deben despreciarse y que ameritan una atención seria y unitaria por parte de la oposición política.

Pero de ahí a considerar que esas “parlamentarias” son el camino para impulsar los cambios que comiencen a sacar al país del barranco, hay una exageración que la propia realidad de estos años se encarga en demostrar. Igual se alegó para las parlamentarias del 2010, y en vez de cambio lo que ha habido es agravamiento de todos los problemas. Incluyendo el que la Asamblea esté anulada políticamente en la teoría y en la práctica.

Venezuela vive en una emergencia que, muchas veces, no se refleja en las posiciones y estrategias de los que están llamados a constituir una alternativa de gobernabilidad a la hegemonía roja. Quizás ello ayude a explicar el porqué no se ha podido forjar esa alternativa, a pesar de las buenas intenciones y de las mejores ocasiones.

La emergencia es obvia en lo económico y lo social. El caos de la carestía, la escasez, la penuria y la inseguridad rinde suficiente cuenta al respecto. En lo político, tenemos a un despotismo depredador que se disfraza de democracia electoral y en esa comparsa no está sólo.

Y ojo, no se está abogando en estas líneas por la futilidad de la participación electoral. No. Lo que intento transmitir es que lo comicial es una parte de la lucha política para superar la hegemonía, que si no se sustenta en otras dimensiones, como la movilización socio-política y una mayor beligerancia ciudadana, entonces pierde fuerza y capacidad de generar cambios.

El que persevera vence, es verdad, pero la perseverancia tiene que ser más activa, más intensa, más crítica, más audaz, más en sintonía con la necesidad de dar respuesta a un país acosado por el poder establecido. Y la respuesta del nos vemos en el 2019, sencillamente no sirve.

Fernando Luis Egaña

VNZLA © 2020  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.