Press "Enter" to skip to content

Maduricidio

Nota del Editor: Caricatura tomada de la Web; sin menoscabo de los derechos de su autor Roberto Weil©, weil.com.ve
Nota del Editor: Caricatura tomada de la Web; sin menoscabo de los derechos de su autor Roberto Weil©, weil.com.ve

Esta Revolución Bolivariana tan imaginativa como ineficiente, siempre pendiente de magnicidios en ciernes, de amenazas de exterminación al Caudillo de turno por parte del Imperio y de todas las agencias de espionaje del Mundo Occidental

En mis tiempos de estudiante de Derecho en una UCAB todavía sita en la esquina de Jesuitas, circulaba un jocoso interrogatorio entre los alumnos de la materia Derecho Penal que dictaba el maestro Tulio Chiosone, formulado tanto para actualizar el conocimiento como para despertar alguna burla inocente a costa del caído por inocente.

El cuestionario de marras inquiría:
¿Cómo se llama el que mata al padre? Parricida.
¿Y el que mata a la madre? Matricida.
¿Y el que mata al cónyuge? Uxoricida.
¿Y el que mata a un hijo? Filicida.
¿Y a un rey? Regicida.
¿Y a un presidente en ejercicio? Magnicida
¿Y a un suizo? …

Esta Revolución Bolivariana tan imaginativa como ineficiente, siempre pendiente de magnicidios en ciernes, de amenazas de exterminación al Caudillo de turno por parte del Imperio y de todas las agencias de espionaje del Mundo Occidental, ha acuñado un nuevo término para la historia del Socialismo del Siglo XXI: El Maduricidio.

El Maduricidio es un divertido asunto de ficción revolucionaria que ha servido de guión y excusa para las más diversas fábulas y fantasías, no se trata de matar, sino de hacer creer, como en una buena novela negra o de espionaje, que algo muy malo y perverso – peor de lo que estamos viviendo los conejillos de Indias de la Revolución – se avecina, que la vida del Designado pende a cada minuto de un hilo, todo acto de la oposición sanguinaria, hasta un desayuno con arepas y cachapas, porque queso telita no hay – es una amenaza mortal, artera, ladina y velada, contra el Mandatario, su familia y los indefensos ministros militares que ya no saben qué hacer con tantos espalderos.

En unión con las fuerzas del diablo imperial, la oposición democrática ha ensayado de todo: ha adquirido submarinos nucleares, aviones de combate, drones, tanques de guerra, misiles teledirigidos. Ha contratado espías, agentes secretos, sicarios, explosivistas, samuráis, francotiradores, virus mortales, mosquitos infectados con dengue y malaria, mataharis con Sida, y pare de UD. de contar, que tienen en permanente zozobra al gobierno y no le permiten gobernar.

Las muy eficientes fuentes de contrainformación y contraespionaje de aquí y de allá, están muy pendientes de las idas y venidas de una dirigente opositora a quien se le ha visto en el Amazonas comprando cerbatanas y negociando curare con unos indígenas sin patria imperialistas, oligarcas y fascistas.

¡Qué Dios y Fidel protejan al Amenazado! ¡No al Maduricidio!
¡Vivan el GABO y el Realismo Mágico! ¡INVENTAREMOS Y ERRAREMOS!

Enrique Viloria Vera

VNZLA © 2020  VENEZUELA Abreviada | IP of gamaniel.com | Style by BS
Legalidad: VNZLA, en esencia propiedad intangible, se somete a la jurisdicción estadounidense y se escoge a las cortes del Estado de California a los fines de dirimir cualquier controversia.  Disclaimer: VNZLA is an intellectual property in the web, it is not affiliated to CNN, CBS news, BBC, ElPais, ABC.es, any major newspaper around the world or other news organization. The content sources are from private individuals or from the public domain through RSS feeds.