Press "Enter" to skip to content

Preceptos del corrupto del Siglo XXI

Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.
Imagen tomada de la web; sin menoscabo de los derechos de su autor.

El corrupto, no es un compatriota sin principios, ni código de conducta. Nuestro bolivariano corrupto del siglo XXI posee su personal código de valores, su particular esquema deontológico, motor oculto del acelerado empujón revolucionario. Entre sus principales preceptos destacan los siguientes:

1. LUCHA:

Nada se logra sin esfuerzo a pesar de los petrodólares a granel. Los negocios y comisiones no llegan súbitos como dátiles de nuestros hermanos musulmanes, como frutas secas de un paraíso celestial, ni como mojitos o congrí con lechón horneado, calientito, de nuestra envidiada Isla de la Felicidad.

2. COBRA RÁPIDO:

En este acelerado proceso de cambios imprevistos, tercos, apasionados, arrebatados, es posible que, en una de esas purgas cívico – militares, salgas muy pronto del cargo en la Embajada, de la Misión fugaz, del Ministerioso puesto, que EL LIDER GENEROSO te concedió. Cobra rápido, no te retardes en los trámites burocráticos que comprometen y envainan a la Revolución y, en especial, a tu merecida comisión.

3. TOLERA:

A tu jefe de Misión, al Delegado del PUS, al Comisionado del Poder Popular, al Comisario de la Familia Real, recuerda camarada corrupto que, en esta justificada y explicable etapa de transición, las comisiones son ambiguas y borrosas, porque corrupto verdadero no hay. Pero deben, solidaria e igualitariamente, contribuir con lo recogido para los proyectos comunales con todos los genuinos integrantes de este desinteresado proceso revolucionario personal, es decir, tú mismo.

4. TEN PACIENCIA:

Comprensivo camarada, quizás este sea el mandamiento más difícil de cumplir en estos agitados tiempos de tolvanera y huracán. Recuerda, te lo repito, escucha bien, en este año jacobino es mucho lo que puedes recolectar, no te afanes en recaudar tus comisiones en devaluados y efectivos bolívares que siempre, un cerito de menos, un cerito de más, deja inocultables manchas en tus cándidas manos de revolucionaria convicción, utiliza valijas y maletas diplomáticas que para eso están concebidas.

5. DISIMULA:

No digas que lo que hay en nómina, en la Tesorería Nacional, es sólo para ti, hazte el pendejo solidario y pon siempre, por encima de tu cuenta en las Islas Caimán, los valores del socialismo endógeno e inédito, no caigas en el cuarto republicano principio apresurado y sagaz de: ¿Cuánto hay pa’ eso?

6. ESTUDIA:

LA DEA está tras de todos, el IRP mosca también está, los bancos americanos no comen cuento con tanto efectivo que llevas en tus maletas para desapercibido depositar más de verde medio palo en la banca del Imperio. Consulta, una buena planificación fiscal siempre es bienvenida y a lo mejor gratis te la ofrecen, camarada, en el SUNAT. ¡Convenio tributario acuerdo es, pero Paraíso Fiscal verdadero paraíso es!

7. SÉ LEAL:

A ti mismo sobre todo, ya ves lo que pasa cuando después de tanto sacrificio dado al proceso, a la revolución, al INFALIBLE, te dan una patada y hasta el fin del mundo, hasta Mali o Libia, en carroza ajena, te tienes que desplazar en vuelo comercial, en económica, sin visa de cortesía ni pasaporte tricolor

8. OLVIDA:

El detalle es el peor enemigo del corrupto; alega siempre, en cualquier circunstancia, una amnesia pasajera, una cita bíblica pentecostal, un número cifrado, un testigo inusitado; disipa cualquier ira pasajera y circunstancial. Siempre hay una caravana, un mitin, un viaje público, unas gorras y franelas rojo – rojitas, las de los diez deditos de mis manos, los diez deditos de mis pies, que soporten comprensibles facturas de unos gastos en apariencia sin razón, puro frenesí, intensa pasión.

9. TEN FE:

Sólo Cristo Salva ¡ojo! cuando El Imperio ataca. A la larga nadie sabe cuánto es en verdad la cosa multimillonaria en apetecidos verdes, el FEN, el FIMES, el FONDO PERSONAL, EL CHINO, ni en el favorito dólar regulado de CADIVI y mucho menos en los de los Sicades, o en los lavaditos.

10. AMA TU REVOLUCIÓN:

No creas que ser corrupto es lo peor que nos acontece en este bolivariano proceso. Ahí están para carne de paredón, los burócratas, peor espécimen que los desleales… los yo no fui.

¡Mejor es! compatriota corrupto, que en estas horas aciagas, estés residenciado, tranquilo y sin miedo, en algún país del ALBA o MERCOSUR, en la Isla de la Felicidad, y hasta en Mayami mismo, además ahí podrás servir de guía a tus colegas rojo rojitos cuando vayan de compras o a Disney

¡MORAL Y LUCES SON NUESTRAS PRIMERAS NECESIDADES!, dijo con razón el Libertador; de haber sido testigo del Proceso Bolivariano que todo destruye para construir sólo ilusiones mediáticas, sumaría su reclamo venezolanista, para ampliar la lista de la Venezuela del siglo XIX:

¡Agua, seguridad, repuestos, medicinas, insumos médicos, azúcar, pastas, arroz, pollo, carros, justicia, vacunas, maestros bien pagados, empresas públicas rentables, respeto a los derechos humanos, hospitales dignos, calles sin megahuecos, comunas eficientes y haciendas productivas! Son también nuestras muchísimas y primerísimas necesidades.

¡Corruptos de Venezuela, MERCOSUR, PETROCARIBE Y EL ALBA: UNÍOS!

¡Lo que viene no es joropo, tango, son montuno ni guaracha, sino rock & roll del duro!

Enrique Viloria Vera